Los cruceristas no son turistas


tucrucero.com-Los-cruceristas-no-son-turistas

Hay investigaciones con datos muy precisos donde se asegura que los usuarios de cruceros no son considerados turistas en las estadísticas, en los estudios sobre el tema ni en los registros de los múltiples destinos en donde atracan las embarcaciones y en las que los visitantes de crucero pasan algunas horas.

 

Ocurre que el concepto de turista y de su definición más aceptada: es quien viaja por motivos de descanso, recreación o negocios fuera del sitio habitual de residencia, permaneciendo al menos una noche en el destino, esto según conceptos emitidos por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

 

Debido a que los pasajeros de crucero no pernoctan en el destino, se les clasifica como visitantes de cruceros o excursionista, estos visitantes viajan fuera de su lugar de residencia con fines de recreación y descanso por más de 24 horas,  sólo que su destino turístico, el lugar de pernocta y su servicio de hospedaje es el propio crucero.

 

Pues la OMT dice que los actuales cruceros no son un medio de transporte marítimo, sino que son un destino en sí, un hotel y un centro de recreación, un resort marino, lo anterior resulta relevante porque los puertos de escala y las visitas por el día que se realizan a lo largo de la ruta del crucero, constituyen solamente actividades complementarias al viaje turístico, y en la realidad estas actividades se ajustan a las necesidades del crucero.

 

Afirman los conocedores que los viajes en crucero constituyen una modalidad de viaje en donde el espacio producido tiene una dimensión diferente a la de los viajes turísticos, debido a que ese espacio implica a la propia embarcación y sus servicios, así como a la travesía, itinerario y a los puertos de origen y de escala.

 

Lo que lo hace aún más complejo porque ni la trayectoria ni los sitios por visitarse son definitivos y pueden variar de acuerdo con las exigencias del clima o a condiciones o incidentes en los puertos, al mismo tiempo, el concepto de viaje es diferente al viaje turístico porque el crucerista elige un destino – embarcación y sitios de visita, es decir, lugares por los que transita.

 

Por lo que se considera una modalidad algo extraña que se relaciona e impacta de diversas formas al sistema turístico y sus componentes, así como a los propios sitios de arribo y su entorno, otros expertos señalan que si bien el turismo se conecta estrechamente con el proceso de globalización, los cruceros constituyen la forma más globalizada del turismo: son propiedad de compañías globales, éstas mismas u otras compañías trasnacionales realizan las ventas de los viajes en crucero bajo el mismo carácter que las compañías financieras globales, además de emplear embarcaciones con banderas de conveniencia, cuya nacionalidad es ajena en lo absoluto a su gestión y su lógica de operación.

 

Y es que las navieras no tienen ataduras al cumplimiento de normas laborales, sanitarias y regulaciones aplicables a otros servicios turísticos; mientras que tienen un mercado cautivo a partir de su gran ventaja de movilidad, con posibilidades de trasladar su capacidad de alojamiento hacia cualquier región de acuerdo con temporadas, intereses o situaciones coyunturales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =